En Memoria de Él

“Y le dijo José… Acuérdate, pues de mi… Y el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que le Olvido” | Génesis 40:12,14,23

¡Como debió dolerle a José que constatar que el copero de del Faraón, una vez puesto en libertad, se ha olvidado de él! El Jefe de los coperos se había alegrado al encontrar en prisión a alguien que pudiera interpretar su extraño sueño. Pero cuando recobro su puesto, no se acordó del esclavo hebreo detenido injustamente en la cárcel.

José es un hermoso tipo de Jesús, quien la noche en que fue entregado para ser crucificado, instituyo la Cena y formuló a sus discípulos este deseo; “haced esto en memoria de mi”. Su anhelo es que los redimidos lo recuerden constantemente en su sufrimiento y muerte.

Existen miles de Cristianos que gustosos aceptan la salvación conseguida por el Señor Jesús en la cruz del Gólgota a precio de su vida. Pero pasa un domingo tras otro sin que responda a su deseo de celebra la Cena en memoria de él. ¿No se parecen al jefe de los coperos, quien olvido el favor que José le había hecho?

Por eso el Salmo 31:12, proféticamente el Señor Jesús lamenta: “He sido olvidado de su corazón como un muerto”. Y en el Salmo 69 David habla anticipadamente de la tristeza del Señor, diciendo: “Esperé quien se compadeciese de mi, y no lo hubo”(v.20).

No seamos de los ingratos. Recordemos los sufrimientos de nuestro Salvador y adorémosle como corresponde hacerlo a sus redimidos.

Propiedad | ©Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s