El Cordero de Dios

“Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios” | Juan 1:36, RV60.

En el Antiguo Testamento constantemente se hace énfasis en que “sin derramamiento de sangre no hay remisión”(Hebreos 9:22) de pecados. Lo cual era logrado por medio de corderos los cuales eran sacrificados. Todos esos corderos sacrificados eran figura del Cordero de Dios que habría de venir, el Señor Jesús. Es por eso que al iniciar su ministerio Jesús es identificado por Juan Bautista como el “Cordero de Dios, que quita el pecado de mundo”(Juan 1:29). 

En especial consideremos al cordero pascual y las ordenanzas relacionadas con el.   

  • Para celebrar la pascua los israelitas debían tomar un cordero. Esto no hace pesar en la docilidad y entrega de nuestro salvador que “no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero” (Isaías 53:7).
  • El cordero pascual debía ser sin defecto. El Señor Jesús no tenia faltas, no había cometido ningún pecado. Nadie podría redargüirle de pecado.
  • El cordero debía ser macho de un año. esto no recuerda que el Señor tubo que morir en la flor de juventud. El autor de salmo 102 revela proféticamente el sufrimiento de Jesús por esta causa “Dios mío, no me cortes en la mitad de mis días” (Salmo 102:24).
  • El cordero debía ser inmolado. Si el Señor Jesucristo no hubiera muerto, no habría podido salvarnos. Era necesario que muriera como cordero ofrendado en el altar de la cruz. Allí Cristo soporto el castigo que merecíamos a causa de nuestros pecados. En ella corrió su sangre, en virtud de la cual Dios puede perdonar nuestras culpas.
  • La carne de cordero debía ser asado al fuego. El juicio que alcanzó al Salvador en las tres oras de tinieblas no pudo ser suavizado por nada. El soporto todo para que nosotros pudiésemos ser libertados del pecado.

Es por eso que “El Cordero que fue inmolado es digno de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la alabanza” (Apocalipsis 5:12), bendito sea nuestro Señor Jesucristo.

Referencia Bíblica | RV60    

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s