La Heredad del Valiente

Lectura  DevocionalJosué 15:1-63

Al leer el capítulo 13 marcábamos la heredad del siervo: Jehová. Hoy veremos la heredad del valiente: Hebrón, que significa comunión.

Dios nos da la primera si nos entregamos a él como siervos, porque entonces pertenecemos al Señor y las riquezas celestiales en Cristo son nuestras. Pero la comunión es algo diferente. Por ella tenemos que luchar: hay gigantes que exterminar y hay tierra que poseer.

Caleb se levantó como caudillo y guió a su familia a la lucha. Echa de sus dominios a tres gigantes (vea Dt. 2:10,20,21). Después extiende sus fronteras hasta Debir, animando a otros a luchar y concediendo valiosos premios a los esforzados.

¿Queremos gozar la comunión con Dios? Aprendamos estas tres lecciones:

  1. Tenemos enemigos que debemos vencer. El trabajo, el tiempo, el dinero pueden impedir mi comunión con Dios. Si nuestro corazón está ocupado con estas cosas, cuando queremos meditar en Dios no podemos hacerlo bien.
  2. Debemos crecer y extender nuestros territorios. Dios no se complace con creyentes conformistas.
  3. Debemos compartir lo que tenemos, aunque debemos hacerlo con los que, como nosotros, son varones esforzados.

Fuente | Publicaciones El Sembrador

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s