La profecía se cumple

Lectura Devocional: Jueces 9:22 – 57 

Lo dicho por Jotam (v. 20) se cumplió al pie de la letra. Abimelec le hizo mucho daño a Siquem con fuego y, en represalia, una mujer de Siquem descalabra a Abimelec con una piedra de molino y un joven lo atraviesa con una espada. Ese fue el triste fin de un hombre que buscaba ser grande.

La verdadera grandeza no consiste en estar a la cabeza de nuestros hermanos sino en estar a sus pies, en servicio. Aprendamos de Cristo que dijo: “¿Cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve?… Yo estoy entre vosotros como el que sirve” (Lc. 22:27).

El que “anhela obispado, buena obra desea” (1 Ti. 3:1), así lo dice la Biblia, pero muchos no buscan la obra sino el puesto y la autoridad que creen que el puesto confiere. La autoridad no viene con un nombramiento, sino que la ganan los que son “ejemplos de la grey” (1 P. 5:3).

Es interesante que el fin de la gran Babilonia es similar al de Abimelec: un ángel poderoso tomará “una piedra, como gran piedra de molino”, y destrozará la ciudad orgullosa (Ap. 18:21).

Fuente | Publicaciones El Sembrador

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s