Como Dios manda

Lectura Devocional: 1 Crónicas 13:1-14:7

La primera palabra de la lectura es “entonces” y nos dice que, después de la fiesta de coronación, lo primero que busca David es servir a Jehová trayendo el arca a Jerusalén y hacer “caso de ella” (v. 3).

El propósito de David es loable, pero no así su método. Al hacer un carro nuevo posiblemente estaba imitando a los filisteos (1 S. 6), en vez de obedecer los mandamientos de Dios. El arca tenía barras para que pudiera ser llevada en hombros de los sacerdotes y no debía ser transportada sobre ruedas. El servicio de Dios no debe ser llevado mecánicamente como si fuera un carro: tiene que ser algo que pese sobre nuestro corazón.

Lo que se permitió hacer a los filisteos mereció castigo severo cuando fue hecho por el pueblo de Dios. Esto no es injusticia, sino aplicación de esta regla: mayor luz, trae consigo mayor responsabilidad.

Las consecuencias del error de David fueron la muerte de Uza y tres meses de demora. En la experiencia personal de David el incidente produjo pesar (13:11) y temor (13:12).

En los Libros de Crónicas el arca de Dios se menciona cuarenta y seis veces.

Fuente | Publicaciones El Sembrador

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s