El Artífice y La Arcilla

Devocional Bíblico: LaBuena ParteLectura Devocional: Jeremías 18:1-23

La pregunta: “¿No podré yo…?” (v. 6), nos da dos lecciones:

  1. PODER. El barro es duro y opone resistencia, pero el alfarero puede más. También, aunque ya esté terminado el vaso, nada le impide destruirlo y volverlo a hacer. De hecho, si el vaso no es de su agrado lo deshace y comienza de nuevo. Tiene poder y autoridad para hacerlo.
  2. VIRTUD. El alfarero no sólo le da forma al barro: le da belleza; así que cuando su creación no es de su agrado, no sólo tiene poder para deshacerlo, sino que tiene poder para hacerlo mejor.

Cuando Dios dice: “Como el barro en la mano del alfarero” (v. 6), nos da estas otras dos lecciones:

  1. La primera fue para Israel. Su desobediencia basada en olvido e ingratitud (v. 15), era la falla que Dios había detectado en el barro. Tenía que comenzar de nuevo.
  2. Para nosotros, el Israel celestial, es la segunda lección. Adoremos al Dios Omnipotente que es capaz de hacer de nosotros, barro que antes era pisoteado en los cerros, algo útil y bello.

Pero aprendamos una lección más (Ro. 11:20,21).

Fuente | Publicaciones El Sembrador

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s