Alabanza, Adoración y Advertencia

Lectura: Salmo 95:1-11

Este Salmo se puede comparar a una sinfonía inconclusa, donde la tercera parte queda sólo en un esbozo. Los tres movimientos de la sinfonía podían ser en ritmos: (1) alegre, (2) solemne, (3) marcial, y son:

1. ALABANZA. Se invita a todos a cantar y se dan dos razones para ello (vs. 1,3,4). Se piensa en Dios como roca, Rey y Creador.

2. ADORACIÓN. La invitación se apoya en una razón: él es nuestro Dios y nosotros somos sus ovejas (vs. 6,7). ¡Qué privilegio es ser “pueblo de su prado, y ovejas de su mano” y así recibir la invitación para acercarnos a adorarle! Debemos adorarle con reverencia (arrodillados) y con confianza, ya que la mano del que formó la tierra y contiene el mar (vs. 4,5), es la misma que cuida y alimenta sus ovejas (v. 7).

3. SERVICIO. Pasamos de la invitación a la advertencia y vemos qué peligro corren los que desobedecen su voz (vs. 8-11). El ejemplo de provocación y rebeldía es el incidente registrado en Éxodo 17:1-7 y aplicado al presente en Hebreos 3:7-11.

Hay quienes creen que el cambio de tema es muy abrupto y que destruye la unidad del Salmo, pero no es así. La adoración sincera debe ir acompañada por obediencia plena. Quien adora, pero no obedece, es un hipócrita y no entrará en el reposo de Dios (Heb. 4:11).

¡Cuán diferente se hubiera escrito esta parte si no hubiera habido un “Meriba” (v. 8). ¿Cómo es su final el día de hoy cuando Dios quiere ver a su iglesia aclamando, adorando y sirviendo?

Fuente | Publicaciones “El Sembrador”

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s