Un Pecador…, Noventa y Nueve Justos

Lectura: Lucas 15:1-10

Esta parábola fue dicha para callar la murmuración de los fariseos y los escribas (v. 2). Ellos juzgaban que si era maestro como ellos, gustaría de su compañía. Pero, ¿qué tenía que hacer un Maestro entre quienes pensaban que lo sabían todo? ¿O un Médico entre sanos? ¿O un salvador entre los que se creen justos? Esto es lo que Cristo quiso enseñar. Pero, como sus lecciones cumplen más de un propósito, tenemos además lecciones preciosas sobre:

  1. El pecador. Es uno que no sabe (oveja), no puede (moneda) y no quiere salvarse (hijo).
  2. Su salvación. Necesita hombros para cargarle, lámpara para encontrarle y brazos para recibirle.
  3. Nuestro Salvador. Tiene paciencia (pastor), diligencia (mujer) y amor (padre).

En la parte que leímos hoy resaltan tres verdades:

  1. El interés del dueño. No son las noventa y nueve ovejas ni las nueve monedas: es la que está perdida la que le preocupa. ¿Qué tanto amamos nosotros a las almas perdidas?
  2. La insistencia del que busca: trabaja “hasta encontrarla” (vs. 4,8; 2 Ti. 4:2).
  3. La invitación del que la halló: “Gozaos conmigo” (vs. 6,9). Aprendamos a compartir nuestro gozo con otros.

Fuente | Publicaciones “El Sembrador”

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s