El Punto Principal

Lectura: Hebreos 8:1-13

“El punto principal” se encuentra en los primeros dos versículos y se amplía en los siguientes, antes de llegar el escritor a la tercera advertencia (10:26-39).

La palabra a subrayar es: TENEMOS. En este pasaje vemos que:

  1. Tenemos un “sumo sacerdote” en los cielos (vs. 1,4). Esto nos asegura su vigencia; está en funciones hoy.
  2. Tenemos un “ministro del santuario” (vs. 2,5). Esto da entrada a muchos superlativos. La palabra MEJOR es otra de mucho interés en el estudio de esta Epístola. Tenemos lo real: tabernáculo en los cielos y no sólo la imagen, que es lo que fue el tabernáculo en la tierra. Esto nos lleva a “mejor ministerio”, “pacto” y “promesas” (v. 6).
  3. Tenemos un sacerdote con una ofrenda en sus manos (v. 3; 9:24,25). Esto nos lleva a ver lo perfecto y lo eficaz de su obra.

Lo visto nos debe hacer pensar que, al tener todas estas cosas, es grande nuestra responsabilidad y será grande nuestro castigo si desaprovechamos lo que Dios nos ha dado. El primer paso para recibir las dádivas de Dios es darle nuestro corazón para que en él escriba su pacto (v. 10).

Fuente | Publicaciones “El Sembrador”

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s