Las Regiones Celeste

Lectura: Daniel 10:1-21

Podemos encontrar un buen ejemplo para nosotros al estudiar el comportamiento de Daniel. Por su ancianidad ya no regresó con los exiliados y no celebró la pascua (mes 1, día 14) ni los ázimos (mes 1, días 15-21), pero sí preparó su corazón con el ayuno propio de estas fechas y se afligió al ver la desolación que reinaba en Jerusalén. Notemos su actitud frente a Dios y su respuesta maravillosa: “Hable mi señor, porque me has fortalecido” (v. 19).

Para nuestro consuelo comparemos la teofanía que vio Daniel (vs. 5,6) con la de Ezequiel (Ez. 1) y con la del apóstol Juan (Ap. 1), y pensemos que el mismo Dios que vieron ellos está a nuestro lado.

Para entender algo de las fuerzas en las regiones celestes (Ef. 6:12), analicemos las actividades de los príncipes de Persia, Grecia e Israel (vs. 13,20,21). También están: el que tenía semejanza de hombre (v. 18) y el que tocó a Daniel (posiblemente Cristo y Gabriel).

Nosotros pensamos que nuestras luchas contra el mal son largas y penosas, pero un estudio de estos acontecimientos nos llevará a ver que en las “regiones celestes” las luchas son aún mayores. ¡Qué consuelo saber que tenemos a nuestro lado a Cristo y a sus ángeles!

Fuente | Publicaciones “El Sembrador”

2 pensamientos en “Las Regiones Celeste

  1. Me gustan los mensages de esta web. Y en realida me gustaria poder recivir algunos mensages en mi correo los q sean posibles ii siempre q sea posible gracias att: Sergio.

Queremos saber tu opinión, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s